1
1

1
1
 
Medicina Anti-aging

Medicina Anti-aging
Bioxigenación
Células Madres
Celuloterapia
Cámara Hiperbárica
DHEA
Factores de Crecimiento
Genética
Melatonina
Ozonoterapia
Somatotrofina
Stress
Quelación
Vacuna Anti-age
   


 

mk

 

Medicina Anti-aging

 

El mantenimiento de la juventud y el alargamiento de la vida, incluyendo la idea de inmortalidad, han definido un largo anhelo de la humanidad.

El envejecimiento es un proceso biológico natural e inevitable que se caracteriza por una serie de alteraciones que repercuten tanto en el funcionamiento interno del organismo como en su aspecto externo, con deterioro de las funciones fisiológicas y disminución de la capacidad de adaptación a stress biológicos, físicos, psicológicos, ambientales y sociales.

Son numerosas las teorías que tratan de explicar las causas del envejecimiento, pero los procesos dinámicos responsables de estos cambios se pueden resumir en tres grandes categorías biológicas: la genética, la hormonal y la bioquímica.

La hipótesis de que el envejecimiento está genéticamente modulado se basa en los factores relacionados con el genoma de la célula, ya sea porque desde el nacimiento ya está programada la duración de nuestra vida o porque se producen alteraciones en el ADN debido a factores externos y/o internos que provocan alteraciones cromosómicas como las que se ven el un organismo envejecido.

Con la edad se observa un enlentecimiento de los procesos fisiológicos originado por un deterioro o fallo de las glándulas hormonales o de las vías neurohormonales de intercomunicación.

Se ha estudiado el papel que desempeñan las diferentes hormonas en este período involutivo y se ha observado que cuando los niveles hormonales disminuyen, especialmente de hormona de crecimiento, la DHEA, la melatonina y otras, el organismo pierde su capacidad de reacción a los estímulos externos, incapaz de adaptarse a ellos, envejece.

La teoría de daño celular producido por la presencia de radicales libres con la consecuente lesión mitocondrial es la que predomina en estos momentos. Esta propone que durante los procesos de oxidación, mediante los cuales se obtiene la energía para los procesos metabólicos, se producen sustancias tóxicas que lesionarían de forma progresiva la estructura y la función celular.

Obviamente el organismo cuenta con mecanismos de defensa contra estas sustancias, pero si el daño continúa, se produce un stress oxidativo cuya consecuencia es el envejecimiento celular y, por consiguiente, del cuerpo.

La Medicina anti-aging, Medicina antienvejecimiento o Medicina de la Longevidad es el conjunto de tratamientos y procedimientos médicos tendientes a prolongar la vida, retrasar los signos y síntomas del envejecimiento, mejorar la calidad de vida y recuperar las funciones fisiológicas deterioradas por el paso del tiempo. No solamente trata las alteraciones que aparecen como causa de la vejez sino que busca prevenir la aparición de las mismas.

El objetivo de nuestro Departamento de Medicina anti-aging es prevenir, retrasar y restaurar las funciones deterioradas mediante la utilización de los nuevos avances científicos en Terapia Biológica y Terapia de sustitución hormonal (hormona de crecimiento, DHEA).

Antes de decidir el tratamiento antienvejecimiento que cada paciente necesita, se realiza una serie de estudios destinados a evaluar el grado de envejecimiento y las características sintomatológicas del mismo.

Mediante un chequeo generalizado, se puede descartar cualquier tipo de enfermedad, conocida o no, ya que el tratamiento va dirigido a personas sanas o aquellas que presentan diferentes patologías pasibles de ser controladas o revertidas.

La valoración del estado biológico del paciente se realiza por medio del:

· Examen clínico, análisis de sangre de rutina y hormo-
  nales, electrocardiograma y Rx de tórax.

· Evaluación del estado nutricional y del sueño.

· Actividad física realizada.

· Estudio de perfil lipídico.

· Valoración cutáneas y estéticas.

 

Bioxigenación

 

El peróxido de hidrógeno se produce en el organismo para actuar como regulador en el funcionamiento correcto de las membranas biológicas. Es un elemento necesario para que se produzcan hormonas como progesterona, estrógenos y tiroxina; es esencial para el control de la glucosa  e interviene en la codificación de algunos mensajeros químicos que operan en el cerebro y sistema nervioso.
 

Este proceso se realiza en la sangre: el peróxido de hidrógeno se separa en agua y o2, así, el oxígeno liberado es absorbido por las células, donde se producen una serie de combustiones, de las cuales se obtiene la energía que permite cumplir con sus funciones biológicas.  Por eso todas las patologías relacionadas con un insuficiente aporte de O2, como son asma, enfisema, insuficiencia respiratoria y bronquitis se benefician con este tratamiento.  

 

También es útil en la anemia, ya que la hemoglobina, que es un componente normal de los glóbulos rojos, almacena el oxígeno captado en los pulmones durante la respiración. El cerebro es uno de los órganos que mayor cantidad de oxígeno requieren para su correcto funcionamiento, por lo que se le puede considerar como uno de los principales beneficiados por la Terapia Bioxidativa.

 

Células Madre: ( Stem Cells )

 

Son células indiferenciadas, no especializadas, que cuando se las injerta en otros tejidos son capaces de transformarse en células típicas de ese tejido.  Cuando se dividen logran  dar origen a otras células iguales a sí mismas y específicas, dependiendo del órgano en donde son implantadas.

 

Se encuentran en el cordón umbilical, y en adultos, en sangre, médula ósea, piel, tejido adiposo y otros órganos maduros quedando latentes hasta tanto no se necesiten.

Uno de los objetivos del implante de las stem cells es la terapia celular para la reparación de tejidos dañados. Es una medicina del futuro que está actualmente en etapa de experimentación.

 

 

 

Algunos profesionales llaman erróneamente al plasma rico en factores de crecimiento,” terapia con células madre”, lo cual no es correcto, ya que en nuestro país  sólo se trata de una técnica en fase experimental y que recién comienzan a utilizarlas en los pacientes con ACV (accidente cerebrovascular.)

 

También pueden llamar “células madre” a aquellas células de origen animal, como es la terapia biológica o celuloterapia, que utiliza células embrionarias de ternera que al implantarse, como tienen todo el potencial de las células jóvenes, estimulan la actividad de los propios tejidos del paciente para que trabajen con más energía, produciendo así una revitalización de todo el organismo y, si son colocadas en la dermis, un rejuvenecimiento de la piel, haciéndola más firme y luminosa.

 

Otro tratamiento que sí incluye células madre, es el injerto de grasa o lipotransferencia, que es un procedimiento quirúrgico menor mediante el cual se trasplanta grasa seleccionada del propio paciente a determinadas zonas de su cara y/o su cuerpo con la finalidad de proporcionar volumen y forma a zonas que pudieran estar en déficit. La grasa se obtiene, por tanto, del propio paciente.

El trasplante de grasa que aporta  células madre, denominados preadipocitos, con su capacidad diferenciadora, multiplicadora y de desarrollo tiene como  función  la de lograr una corrección completa, eficaz y sostenida en el tiempo.

 

 

Celuloterapia

 

Consiste en la aplicación por vía inyectable y bebible de células embrionarias similares a las que forman nuestro organismo. Es un material biológico igual o equivalente, nuevo y activo que renueva y reemplaza a otros agotados, inactivos, carenciados o en desequilibrio.

Estas sustancias reactivan, regeneran y revitalizan a las células desgastadas, con lo cual se cumple el principio biológico de los recambios moleculares que sirven para la reparación de la vida celular en forma permanente.

Con la Terapia Biológica celular o molecular se logra detener el envejecimiento hasta los límites programados por nuestro código genético y hacer retroceder y desaparecer los síntomas originados por ciertas patologías pasibles de ser tratadas. Con esto se restablece una mayor funcionalidad equivalente a una mejor salud y calidad de vida.

 

Cámara Hiperbárica:

También conocida como Oxigenación Hiperbárica es una terapia no invasiva que consiste en aumentar el oxígeno en el cuerpo elevando la presión del aire a valores superiores a la atmosférica.

El oxígeno inspirado a alta presión incrementa su solubilidad en el plasma sanguíneo alcanzando cada rincón del organismo, beneficiando así la regeneración de los tejidos. A su vez es oxígeno es un importante bactericida por ello es útil en las heridas o úlceras con componente infeccioso.


Los usos de la cámara son muy amplios y están probados para tratamientos de diversas patologías. Tiene indicaciones claras en terapias intervencionistas clínicas, quirúrgicas, preventivas y regenerativas.

 


Efectos del oxígeno hiperbárico:


Desde la estética el beneficio se obtiene por la proliferación de fibroblastos y de colágeno consiguiéndose una piel más tersa, luminosa y revitalizada a expensas de la gran oxigenación obtenida por la cámara.


A nivel de cuero cabelludo aumenta la oxigenación y la irrigación del folículo piloso consiguiéndose un cabello más grueso y resistente.


Estimula la síntesis de células madre que participan en la formación de tejido y vasos sanguíneos.


Neurotransmisores: Actúa directamente sobre la regulación y secreción de los mismos (depresión)


Disminuye el stress oxidativo estimulando la barrera antioxidante.

Disminuye el edema logrando una acción antiinflamatoria x vasoconstricción.

 

 

Fibromialgia: disminuye el dolor en los puntos álgidos, recupera la movilidad articular y muscular.


Fatiga crónica: produce más energía por aumento de la perfusión cerebral y la producción de endorfinas.

Incrementa la actividad inmunológica celular por su acción bactericida.


Ulceras venosas y heridas: efectiva aceleración de la reepitelización con la formación de nuevos vasos sanguíneos y de tejido cicatrizal con formación de nuevo colágeno.


Migrañas y cefaleas: disminuye los síntomas de los episodios y reduce de la cantidad de episodios.


Osteoporosis: incrementa la síntesis de tejido óseo y cartilaginoso.

Este es un tratamiento que puede ser complementario de la medicina convencional o de otras terapias

 

 

DHEA Dehidroepiandrosterona

 

Es una hormona segregada por las glándulas suprarrenales que interviene en todas las funciones fisiológicas y metabólicas del cuerpo y que alcanza su nivel máximo a los 20 años comenzando a disminuir en forma progresiva a partir de los 30, como las demás hormonas de organismo.

 

 

 

Este declive se relaciona con un incremento del riesgo de enfermedad cardiovascular, de deterioro del sistema inmunitario y del envejecimiento en general.

 

Su administración enlentece, previene y mejora los síntomas de la senectud, la obesidad, la fatiga crónica y la depresión.

 

En pacientes mayores de 65 años se observa aumento del rendimiento físico, del bienestar, una percepción estética positiva al ver los efectos rejuvenecedores a nivel de piel, mayor masa muscular, menor grasa abdominal y aumento de la libido.

 

Esta hormona está contraindicada en aquellos pacientes con antecedentes de cáncer, de trastornos hormonales y su ingestión debe ser administrada y controlada periódicamente por un profesional entrenado en medicina anti-aging.

 

Envejecimiento Cutáneo

 

Factores de crecimiento plaquetario.  Plasma autólogo con FC.

 

El envejecimiento, proceso inexorable producido por el paso del tiempo, deja en la piel estigmas visibles del daño celular. Los signos de la pérdida de la juventud se traducen en una disminución de la luminosidad, del brillo y de la tersura de la piel, así como la falta de tono, el nacimiento de las primeras arrugas y la flaccidez de los tejidos.
 

Además, el envejecimiento hace que la piel se torne delgada, pierda el agua retenida en la malla de ácido hialurónico y se atrofie la musculatura.

 

La última técnica de rejuvenecimiento cutáneo está en el interior del organismo de cada persona, exactamente en una fracción de la  sangre, más específicamente en las plaquetas, que poseen los Factores de Crecimiento : péptidos o fragmentos proteicos biológicamente activos, secretados por todas las células del organismo pero que se almacenan en mayor cantidad en las plaquetas, fibroblastos, glándulas salivales, osteoblastos, lágrimas y riñones.

 

Normalmente son activados cuando se produce una lesión regenerando el tejido dañado, ya sea la epidermis, el tejido celular subcutáneo, hueso y otras estructuras del organismo. Su producción y su activación van disminuyendo con la edad.

 

Así, los factores de crecimiento regulan la remodelación de la piel y, por tanto, juegan un papel de gran importancia en el aspecto de la misma, al permitir una regeneración más rápida y de mayor calidad en los tejidos conjuntivos dañados. Tras una lesión, como puede ser un peeling con punta de diamante o con ácidos ( acido glicólico, tricloroacético, fenol, etc.) , la epidermis puede reconstruirse naturalmente por medio de procesos fisiológicos de remodelación o cicatrización o más rápidamente y más eficientemente con la inyección de plasma enriquecido con plaquetas portadoras de factores de crecimiento.

 

Se ha comprobado que la aplicación tópica, o la inyección subcutánea de FCE produce fuertes cambios sobre la piel envejecida: restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor, recupera la consistencia elástica, mejora la afluencia vascular, estimulando las secreciones e incrementando la tersura y apariencia de la piel.

 

Técnica:

 

Se extrae sangre al paciente y se la centrifuga, obteniéndose la separación del plasma y del resto de la sangre. El plasma rico en FC se vuelve a inyectar al paciente por medio de la mesoterapia o de inyecciones subcutáneas de manera que no puede haber rechazo ya que pertenece al mismo paciente.

 

El uso de PRP nos permite, por tanto, un tratamiento con tejidos del propio paciente (sangre centrifugada) prácticamente exento de riesgos, sin reacciones adversas ni efectos tóxicos y que puede ser realizado de forma ambulatoria.

 

Inyectado  en las zonas más flácidas del rostro y del cuello estimula la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico, lo que se traduce en una piel joven, tersa, luminosa y de mejor calidad.

 

RESULTADOS:


Algunos de los resultados que se obtienen después de someterse al tratamiento, son aumento del brillo, tono y tersura de la piel que se hacen evidentes a partir del momento en que son inyectados y mejoran el aspecto a medida que pasa el tiempo hasta el tercer mes, tiempo necesario para que el organismo sintetice las nuevas proteínas regeneradoras y su resultado se alargue a casi 1 año.

Este tratamiento se recomienda a partir de los treinta años, edad en la que la piel empieza a perder su poder de regeneración o simplemente cuando los signos de envejecimientos son visibles. ; o por estrés, abuso de la exposición solar o simplemente por la falta de cuidados diarios (limpieza, hidratación, exfoliación), o cuando la piel está expuesta al humo del cigarrillo.

 

Como todo procedimiento mínimamente  invasivo, debe ser realizado por un profesional idóneo y con los cuidados asépticos correspondientes a la técnica. 

Otros tratamientos para el envejecimiento cutáneo:

 

  • Radiofrecuencia.

  • Mesolifting.

  • Lifting sin cirugía.

  • Mesoterapia con toxina botulínica.

  • Dermoabrasión con punta de diamante.

  • Medicina anti-aging.

Crema autóloga con factores de crecimiento:

 

Empleando una base de crema antiaging con acido hialurónico y elastina se reconstituye con el plasma rico en factores de crecimiento extraído de la sangre de cada persona. Se obtiene así una crema regenerativa y humectante, personalizada, sin riesgos de alergia ya que es propia.

 

 

Estudio Genético

 

Los genes contienen información acerca del riesgo que uno tiene de desarrollar determinadas enfermedades complejas, que son las que se desencadenan por la acción simultánea de varios genes, en combinación con condiciones ambientales.

 

 

Esto significa que un individuo puede tener características genéticas que lo predispongan a desarrollar la enfermedad y que nunca se manifiesten, o bien, que en algún momento de su vida reciba un impacto ambiental significativo que induzca su aparición.

Recientemente se produjeron avances en el campo de la investigación médica que identificaron asociaciones entre marcadores genéticos y algunas enfermedades. Valiéndose de los mismos, MyGen, estudia, por medio de una muestra de saliva, los marcadores genéticos en su ADN para evaluar el nivel de riesgo que uno tiene para desarrollar una determinada patología.

 

Es importante destacar que este estudio no concluye que el paciente estudiado padecerá una determinada enfermedad, sino que evalúa sólo la probabilidad de que la desarrolle. Así, con este estudio, el médico podrá sugerirle recomendaciones sobre lo que deberá hacer para mejorar la prevención y detección temprana de las enfermedades.

Enfermedades que se estudian mediante esta técnica:

 

Degeneración macular relacionada con la edad

Asma

Fibrilación auricular.               

Psoriasis

Enfermedad arterial coronaria

Cáncer de pulmón

Enfermedad arterial periférica.  

Cáncer de próstata

Diabetes tipo 2  

Melanoma

Obesidad.                          

Artritis reumatoidea

Cáncer de mama.           

Diabetes tipo 1

Lupus eritematoso diseminado. 

Cáncer colorectal

Infarto de miocardio 

Colitis ulcerosa

 

Su médico ordenará el estudio y MyGen le dará el Kit para la colección de saliva. Este es enviado a Estados Unidos en donde se realiza el estudio y treinta días después se le entregará a su médico su informe genético personalizado.

 

 

Melatonina

 

Los ritmos circadianos o reloj biológico, marcados genéticamente, están sincronizados por la secreción de melatonina que es una hormona segregada por la glándula pineal, médula ósea, retina y otros órganos, y cuya excreción es estimulada por la oscuridad, con un pico nocturno que le sirve al organismo para iniciar el sueño y para identificar el momento del día o del año en que se encuentra.

 

Su máxima secreción es en la pubertad y comienza a disminuir paulatinamente alrededor de los 40 años, teniendo a los 50 años sólo el 50 %.

 

Esta disminución produce una desincronización interna con alteraciones funcionales y conductuales que poco a poco, van mermando la capacidad de adaptación de la persona, uno de los signos del envejecimiento.

 

También durante esta etapa, se produce la liberación de radicales libres por stress oxidativo, lo que acelera los síntomas de la vejez.

Tras la administración de melatonina, los pacientes refieren una notable mejoría de la calidad del sueño, que se hace menos fragmentado y profundo y da una sensación subjetiva de descanso.

 

La melatonina es un potente antioxidante natural, produce sedación y tomada en forma continua mejora la concentración, la memoria y la atención.

 

Ozonoterapia

 

El ozono es un gas formado por 3 átomos de oxígeno, de olor picante, incoloro aunque resulta azulado en capas gruesas. Se usa como agente oxidante, en la esterilización de aguas potables y como inhibidor de bacterias, evita la formación de moho en los alimentos.
En medicina, se lo utiliza mezclado con el oxígeno como desinfectante, antibacteriano y antiviral y debido a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, en  múltiples patologías que presentan dolor e inflamación.
El O3 es un fuerte oxigenador de los tejidos, con desarrollada acción benefactora sobre el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas, protector de los glóbulos rojos, con acción inmunoestimulante probada, acelera el proceso de cicatrización, por lo que lo hace muy efectivo en el tratamiento de patologías agudas y crónicas.
 
En el campo de la estética se utiliza para el tratamiento de la celulitis, de las adiposidades localizadas y de las lipodistrofias ya que reacciona con los ácidos grasos, que son liposolubles, transformándolos en hidrosolubles y determinando en un ambiente acuoso, la formación de peróxidos, con fragmentación de las cadenas lipídicas. Interviene en el catabolismo de las grasas por un efecto lipolítico directo, originando un aumento en la producción de energía.
Entonces el mecanismo de acción del ozono en la celulitis se desarrolla en dos niveles:

1) Mejora el drenaje de los ácidos grasos a través de la membrana celular, facilitando el pasaje al sistema linfático y su posterior eliminación.

2) Mejora la oxigenación de los tejidos debido a la acción sobre la hemoglobina y los glóbulos rojos. Además, tiene también una acción regeneradora.
Desaparecen así los clásicos
síntomas ligados a la celulitis como la pesadez en las piernas, el edema, la piel de naranja y los acúmulos grasos. La técnica se basa en la administración de pequeñas dosis de oxígeno y de ozono por medio de microinyecciones subcutáneas. El cocktail de estos dos gases tiene efecto lipolítico y drenante, con reducción de la circunferencia y revitalización de los tejidos circundantes.
 
Es un método totalmente natural, sin el uso de sustancias farmacológicas, que no presenta efectos colaterales ni problemas de intolerancia. Es un buen complemento de otros procedimientos tendientes a reducir la celulitis y reafirmar los tejidos. Será siempre el  medico,  el que debe evaluar la entidad del problema y decidir cual es el tratamiento que más conviene a cada paciente.
 

Somatotropina

Llamada también hormona de crecimiento y hormona de la juventud, se encuentra en abundancia en la hipófisis y tiene una secreción pulsátil mayor en las 2 primeras horas de sueño, durante la fase de sueño profundo de ondas lentas.

Su función más importante es el crecimiento, especialmente en la infancia y en la pubertad.

Al ser una hormona anabólica actúa a nivel de los cartílagos de conjunción estimulando la multiplicación de las células cartilaginosas, musculares y de los demás órganos.

Colabora en el mantenimiento de la composición corporal y promueve la reparación de los tejidos, por ello segregada por el propio organismo o administrada en forma exógena, actúa como antioxidante y rejuvenecedora en la edad adulta, además de otros beneficios como:

Aumento de la masa muscular con un incremento de la fuerza. Disminución de la grasa corporal, especialmente abdominal.

Modula la estructura y funcionamiento miocárdico, disminuyendo el riesgo cardiovascular.

Aumento de la memoria, concentración, atención y capacidad de trabajo.

Aumento de la masa ósea, combate la osteoporosis.

Mejora la imagen corporal al cambiar la textura y la pigmentación de la piel.

La terapia de sustitución está indicada en mayores de 60 años, pero no está exenta de efectos secundarios que deben de tomarse en cuenta especialmente en tratamientos prolongados o en dosis no adecuadas. Este tratamiento debe ser supervisado por médicos especialmente dedicados a la terapia de rejuvenecimiento.

 

 

Stress- estrés

 

“No sobrevive el más fuerte ni el más inteligente sino el que se adapta.”

 

El funcionamiento normal de los sistemas nervioso, endócrino, inmunitario y psicológico permite que el individuo desarrolle habilidades y respuestas que le permiten adaptarse a los distintos sucesos ambientales o internos y que pueda organizar una trayectoria específica, propia de sus proyectos, deseos y necesidades.

Cuando se presenta una situación  amenazante aparece en el organismo una reacción de alarma que produce una serie de modificaciones, en principio necesarias, para hacer frente al estresor y adaptarse a las circunstancias o huir y  buscar estrategias que pueda utilizar posteriormente. Esta serie de respuestas producen taquicardia, aumento de la frecuencia respiratoria, incremento del estado de alerta, hipertensión, secreciones hormonales y de neurotransmisores que estimulan el sistema nervioso y activación del sistema inmune.

 

Pero cuando una persona ha de hacer frente a demandas exógenas o endógenas que sobrepasan sus recursos y su capacidad adaptativa, de manera que percibe que no puede darles respuestas de manera efectiva: surge el stress, dando como resultado cambios biológicos y psicológicos que pueden hacer que el individuo corra el riesgo de enfermarse.  

 

Estas condiciones: falta de predictibilidad, incertidumbre de lo que pueda suceder, ambigüedad, la evaluación del evento como frustrante, displacentero o amenazante, o simplemente que no se sepa que hacer, lleva a una serie de cambios en la conducta y en el organismo que determina un deterioro en el rendimiento por excesivo aumento de la tensión y crea interferencias en el normal equilibrio homeostático, con la consiguiente aparición de síntomas.

 

Esta tensión emocional puede interferir en el funcionamiento normal del la red Psicoinmunoneuroendócrina y esto puede ser lo suficientemente potente para incrementar el riesgo de enfermedades físicas o psíquicas, desencadenarlas o afectar el curso de su desarrollo.

 

El stress puede ser agudo o crónico y sus síntomas se caracterizan por afectar a casi todos los sistemas: Cardiovascular: Taquicardia, hipertensión, accidente cerebrovascular.
 

Gastro: Ulceras, gastritis, colon irritable.
 

Piel: eczemas, psoriasis, lupus.
 

Nervioso: Insomnio, trastornos de ansiedad, transpiración profusa, angustia, depresión, irritabilidad, dificultad para disfrutar, fatiga, etc...

 

Tiene profundos efectos en la evolución de enfermedades alérgicas, autoinmunes e inflamatorias.

 

Hay alteraciones a nivel hormonal (aumento o disminución de cortisol, adrenalina, prolactina, hormonas tiroideas, etc.)

 

Las causas que producen stress son variadas: desastres naturales como terremotos, inundaciones, trabajo ingrato, problemas personales tipo matrimonio disfuncional o insatisfacción personal y a veces hasta los pequeños problemas domésticos, en una personalidad vulnerable, pueden originar una situación estresante.

Importantes estudios avalan la idea de que ciertos factores genéticos, pueden determinar la existencia de diferencias en las respuestas fisiológicas y psicológicas al stress.

 

Los sujetos pueden diferir en el nivel óptimo de respuesta o en la forma de evaluar el estímulo estresante o de afrontar sus demandas.


La evaluación de la experiencia es individual.

 

TRATAMIENTO:

 

Para realizar un buen tratamiento hay que empezar por un buen diagnóstico y diferenciar el estrés crónico, del stress postraumático, de la depresión y de los trastornos de ansiedad.

 

Actualmente se lo puede diagnosticar, no solo con una buena historia clínica y test psicológicos, sino con exámenes de sangre en donde se buscan determinados marcadores típicos del stress.

 

Una vez identificado, hay diferentes tratamientos para reducirlo y controlarlo.

 

Nuestras propuestas son la indicación de medicación adecuada, los tratamientos orthomoleculares y biológicos, la ozonoterapia que solos o combinados dan muy buenos resultados.

 

También se deberían tomar en cuenta terapias que intentan producir modificaciones en las respuestas conductuales para tranquilizar al paciente, aliviar las tensiones, mejorar los síntomas clínicos.

 

La psicoterapia, la relajación, la hipnosis, la meditación, el ejercicio físico, la imaginación dirigida y el biofeedback son técnicas de auto aplicación que tienden a mejorar las condiciones del individuo y su autocontrol.

 

 

Somatotrofina

 

Llamada también hormona de crecimiento y hormona de la juventud, se encuentra en abundancia en la hipófisis y tiene una secreción pulsátil mayor en las 2 primeras horas de sueño, durante la fase de sueño profundo de ondas lentas.

 

Su función más importante es el crecimiento, especialmente en la infancia y en la pubertad.

 

Al ser una hormona anabólica actúa a nivel de los cartílagos de conjunción estimulando la multiplicación de las células cartilaginosas, musculares y de los demás órganos.

 

Colabora en el mantenimiento de la composición corporal y promueve la reparación de los tejidos, por ello segregada por el propio organismo o administrada en forma exógena, actúa como antioxidante y rejuvenecedora en la edad adulta, además de otros beneficios como:

 

Aumento de la masa muscular con un incremento de la fuerza. Disminución de la grasa corporal, especialmente abdominal.

Modula la estructura y funcionamiento miocárdico, disminuyendo el riesgo cardiovascular.

 

Aumento de la memoria, concentración, atención y capacidad de trabajo.

 

Aumento de la masa ósea, combate la osteoporosis.

Mejora la imagen corporal al cambiar la textura y la pigmentación de la piel.

 

La terapia de sustitución está indicada en mayores de 60 años, pero no está exenta de efectos secundarios que deben de tomarse en cuenta especialmente en tratamientos prolongados o en dosis no adecuadas. Este tratamiento debe ser supervisado por médicos especialmente dedicados a la terapia de rejuvenecimiento.

 

Quelación

 

Los metales pesados no pueden ser metabolizados adecuadamente por el cuerpo humano y persisten en el organismo donde ejercen sus efectos tóxicos deteriorando las funciones fisiológicas normales.

 

El deterioro producido por la edad también involucra un estado de oxidación generalizado de membranas, líquidos corporales y estructuras que inhabilitan el sistema metabólico y el funcionamiento celular, observándose la producción de radicales libres, que aceleran el proceso de envejecimiento.
 

Con el paso del tiempo los vasos sanguíneos se obstruyen y endurecen con el calcio, el colesterol y los metales tóxicos no dejando circular la sangre por su interior. Por lo tanto, se produce la alteración en el flujo sanguíneo, evitando una correcta y eficaz irrigación de los tejidos (corazón, cerebro, pulmones, riñones, tubo digestivo, músculo) y pudiendo ocasionar enfermedades severas, como infartos, angina de pecho, necrosis, ulceras, etc.

La terapia de quelación consiste en la infusión endovenosa de un aminoácido, EDTA, que tiene una enorme capacidad de atracción por el calcio y otros metales tóxicos como el plomo, estaño, mercurio, hierro, cobre, arsénico y otros, arrastrándolos al torrente sanguíneo, de donde son excretados por la orina.
 

Además se une también a los radicales libres de oxígeno que se eliminan retrasando la aparición de los síntomas del envejecimiento.

Además del EDTA durante el curso de la terapia se administran vitaminas y minerales que refuerzan las defensas antioxidantes del cuerpo.

Al eliminar estos depósitos patológicos de calcio, colesterol y metales tóxicos se restituye la luz y elasticidad de las arterias y venas consiguiendo un flujo sanguíneo adecuado y la correcta nutrición de las células de todo el organismo, evitando de esta forma el deterioro prematuro.

• Disminuye las placas ateromatosas al quitar el calcio, colesterol y metales tóxicos de los vasos sanguíneos.

• Mejora la circulación sanguínea y reduce la presión arterial.

• Reduce el calcio circulante disminuyendo el endurecimiento y rigidez de los vasos y tejidos.

• Actúa como anticoagulante, evitando la formación de coágulos y trombos en los vasos sanguíneos.

• Actúa como antioxidante retrasando los síntomas del envejecimiento.

• Disminuye los niveles de colesterol sanguíneo, la glucemia y el ácido úrico.

• Mejora la función intelectual, memoria y concentración.

La quelación está aconsejada, en las distintas manifestaciones de la arteriosclerosis, ya que el quelante activa la circulación cerebral y mejora el estado general, que se nota en una mejoría de la actividad mental y de la memoria.
 

En pacientes con dificultad en la marcha de origen vascular les proporciona mayor agilidad, menor cansancio y mejora su estado general.
 

La osteoporosis y la artritis degenerativa de las articulaciones también pueden ser controladas y mejoradas, ya que la terapia de quelacion estimula al cuerpo a favorecer el depósito de calcio en los huesos y elimina las sustancias químicas que causan dolor y falta de movimientos en las articulaciones.

Contraindicaciones: Es un tratamiento médico ambulatorio que no tiene contraindicaciones, salvo la insuficiencia renal y el embarazo; es relativamente simple, seguro y efectivo, obteniéndose una respuesta terapéutica muy satisfactoria. Los resultados se observan a partir de la1ª o 2ª aplicación. Los pacientes pueden volver a sus actividades inmediatamente después de la quelación.

 

Vacuna Anti-Age

 

La vacuna anti age es un complejo que reúne las máximas propiedades revitalizantes para brindar a las células en deficiencia la reposición de sus nutrientes y la recuperación de sus funciones.

 

Es un producto compuesto por sustancias biológicas, estimulinas, aminoácidos, oligoelementos y otros compuestos naturales revitalizantes y estimulantes que se administran por vía intramuscular, dando como resultado un notable efecto antiestrés, mejorando el estado de ánimo del paciente y aumentando considerablemente su energía y capacidad cognitiva, a la vez que elimina la sensación de agotamiento físico, incrementa la libido y mejora la calidad del sueño.
 

Otro resultado importante es que esta vacuna fortalece gradualmente el sistema inmunológico, de manera que el organismo está preparado para rechazar alergenos, procesos bacterianos y virales.

 

NO es una verdadera vacuna ya que no produce anticuerpos, pero está diseñada especialmente con productos orgánicos y elementos biológicos naturales para patologías crónicas, envejecimiento prematuro, astenia psicofísica, tratamiento posquirúrgico, para revitalizar y retrasar la aparición de los síntomas de envejecimiento.

 

 

 







1
Instituto de Medicina Estética y Medicina Anti-aging Adriana Matera© 2016 Copyright -  Todos los Derechos Reservados -
Uruguay 1243 - 1º Piso Depto. "4" - Capital TE 4812-2475. y/o 15-5469-2795 .
e-mail:
adrianamatera@adrianamatera.com.ar